Facultad de Ciencias Forestales Participó de Trawü Forestal 2017

Trawü, palabra mapuche que significa “encuentro”, es el nombre con que se conoce la actividad que anualmente reúne al sector forestal en los Viveros de AGROMEN. En su XVI edición el lema del evento fue Consecuencias y expectativas económicas sociales y ambientales post incendios,  premisa que buscaba aunar criterios e intercambiar ideas entorno a las respuestas del sector, ante las catástrofes provocadas por el fuego el verano recién pasado.

trawu gralEl encuentro se desarrolló en la comuna de Portezuelo, en el corazón del Valle del Itata en las instalaciones del Vivero de Agromen. Reunió a más de 320 personas, principalmente Pymes forestales, académicos e investigadores que acudieron a la invitación del Vivero Agromen en conjunto con la Corporación Nacional de la Madera, CORMA. A la cita acudieron el subsecretario de Agricultura, Sr. Claudio Ternicier; el alcalde de la municipalidad de Portezuelo, Sr. René Schuffeneger; el presidente de CORMA, Sr. Fernando Raga; el gerente de Agromen y anfitrión, Sr. José Manuel Contreras, junto al director ejecutivo del Instituto Forestal (INFOR), Sr. Fernando Rosselot,  el Seremi de la cartera en la zona, Sr. Rodrigo García y el Decano de la Facultad de Ciencias Forestales Dr. Jorge Cancino, entre otras personalidades del sector.

Al inicio del evento se desarrolló un “Trawü” en que participaron diversos actores del sector forestal, para analizar el escenario del sector forestal tras los megaincendios ocurridos recientemente en Chile.  Tras un receso se llevó a cabo un “Kawuin” en donde representantes de INFOR (Talca), la Universidad Austral, INFOR (Concepción) y Agromen hablaron sobre nuevos Bosques plantados como Maquí, Pino Piñonero Pinoli, Raulí y Pino Radiata.“Este año abordamos potenciales nuevos cultivos forestales, como por ejemplo el cultivo del maqui, producto que está posicionado como uno de los antioxidantes más poderosos y que salen naturalmente de los terrenos chilenos. Hay mucho interés, pero poco conocimiento sobre disponibilidad de plantas y cultivos” menciona José Manuel Contreras, gerente de Agromen.

El presidente de CORMA, Fernando Raga, se mostró satisfecho con la convocatoria y con la calidad de las exposiciones. “Lo más valioso fue el diálogo franco de las personas que expusieron en el Trawu, ya que lograron transmitir lo vivido en los incendios rurales, con esto, las autoridades de Gobierno se llevaron una visión de primera mano del sentir de los afectados. Lo anterior, fue un llamado urgente y una provocación para idear una estrategia público – privada y tomar acciones concretas”, señaló.

El Dr. Jorge Cancino, fue acompañado del Ingeniero en Biotecnología Vegetal Felipe Balocchi, el estudiante de doctorado Julio Ríos y la secretaria de postgrado Sra. Margarita Figueroa, quienes participaron activamente del stand de la Facultad para compartir información sobre las actividades llevadas a cabo por investigadores de la Universidad y los planes de estudio de magister y doctorado que ofrece la Facultad.

El Decano, Jorge Cancino, tras haber participado del  Trawü concluye que las grandes catástrofes traen consigo grandes oportunidades, con contingentes que resolver, primordialmente de quienes perdieron todo su capital, pero también hay que pensar en el futuro  “Después de estos mega-incendios nos hemos dado cuenta que somos inmensamente débiles, que nuestro conocimiento sobre los bosques plantados es aún deficiente. Sin duda podemos afirmar que nuestro conocimiento empírico sobre crecimiento y rendimiento maderero de pino y eucaliptos es bastante avanzado; prueba de ello son los modelos de simulación del crecimiento INSIGNE y EUCASIM, verdaderas joyas a las que año tras año contribuimos a darle más brillo, y sobre ello debemos reconocer la contribución del estado, academia y empresas forestales. Pero los bosques plantados son mucho más que eso; son ecosistemas complejos y poseedores de una multitud de atributos cambiantes en el tiempo y el espacio sobre los cuales conocemos muy poco” y además agrega, “Un área de gran interés en relación a los incendios rurales, es la conocida como interfase urbano-rural; obviamente, no es la única interface de interés. Mediante dos de las intervenciones silvícolas más clásicas, i.e. raleo y poda, controlando la densidad de rodal y altura de poda, podemos generar una multitud de interfases, cuyos atributos relacionados con la distribución vertical de biomasa, especies y biomasa del sotobosque, dependiendo de las condiciones de topografía y clima locales, determinarán no solo probabilidad de ocurrencia sino también la velocidad de propagación y la probabilidad de éxito en las faenas de supresión.  Por ello, una vez resuelto los problemas contingentes, debemos destinar recursos para mejorar nuestro conocimiento sobre estos atributos, con la finalidad de elaborar modelos de gestión que permitan tomar decisiones in situ in flagranti” concluye.