Estudiantes de segundo año de IBV expusieron sus primeras experiencias investigativas en Workshop de Biotecnología

Cursan segundo año de Ingeniería de Biotecnología Vegetal, pero este año incursionaron activamente en el mundo de la investigación científica.  Trabajaron durante todo el primer semestre del año en curso, en distintos laboratorios de la Universidad en los que asumieron su primer desafío científico. El resultado de estas investigaciones fue presentado y evaluado en un Workshop de Biotecnología, realizado en el auditorio de la Facultad de Ciencias Forestales.

La iniciativa fue impulsada por el profesor de la Facultad de Ciencias Forestales Dr. Narciso Aguilera, quien convocó un nutrido grupo de profesores de distintas Facultades para que tutelaran las primeras experiencias científicas de los estudiantes. En total se presentaron 13 investigaciones, en la que participaron 31 alumnos de la asignatura de Taller de Biotecnología.

IMG_1694

Workshop Biotecnología 2017

Durante el proceso con cada profesor patrocinador los estudiantes trabajaron en diversas instalaciones de la Universidad. Entre las que se encontraban los laboratorios de Epigenética/Eco-Agrobiotecnología, Biopelícula, Patología Forestal, Cultivo de Tejidos, Genómica, Química de la Madera, Espectroscopia Infrarroja y Quimiometría, Química de Productos Naturales, Polifenoles y Ficolab. En este último laboratorio del Departamento de Botánica de la Universidad de Concepción, los alumnos Andrea Lobos y Sebastián Carrasco trabajaron con un residuo llamado alperujo para convertirlo en sustrato para el crecimiento de microalgas.  Al iniciar su experimento trabajaron con tres tipos distintos de algas, pero finalmente optaron por continuar su estudio con la microalga Poporphyridium que mostró una mejor respuesta al sustrato, “Lo que más nos motivó fue que no nos dieran un trabajo cualquiera, sino que nos propusieron hacer algo para el Laboratorio. Entonces pudimos aportar con algo que ellos no habían hecho antes”, señaló Sebastian Carrasco, quien además destacó el apoyo de la profesora Dra. Patricia Gómez durante todo el proceso.

IMG_1680El grupo conformado por Matías Rivas, Gladys Múñoz y Nasstia Velásquez se presentaron al workshop con muchas ganas de dar a conocer los resultados de su investigación, que tenía por objetivo determinar el aporte de antioxidantes de las cuatros variedades de porotos preferidas por los chilenos: poroto tórtola, hallada, negro y soja. Esta investigación fue patrocinada por el Profesor José Becerra y asistida por el estudiante de Doctorado en Ciencias Forestales Gastón Bravo, en el Laboratorio de Química de Productos Naturales, perteneciente a la Facultad de Ciencias Naturales y Oceanográficas.  “Esta información es importante a la hora de comercializar estos productos, para que los consumidores puedan elegir el poroto que más les guste y el que mejor se acomode a su dieta”, indicó Matías Rivas, quien se mostró muy satisfecho con la experiencia vivida en estos meses de trabajo, en la que él, junto a todos sus compañeros tuvieron la oportunidad de experimentar, operar equipamiento de laboratorios y compartir con profesionales y académicos de otras Facultades.

“El Workshop demostró que la asignatura Taller de Biotecnología (primera asignatura integradora de la Carrera IBV), les permitió a los estudiantes conocer tempranamente las potencialidades de su profesión y el encantamiento con la misma. La sistematización de todas las experiencias en este escenario, fue su primera “carta de viaje” o “brújula” para orientarse a temas que podrán constituir