Estudiantes de pre y posgrado permanecerán un mes en la Antártica investigando efectos del cambio climático en plantas vasculares.

Durante el verano, la Estación Antártica Polaca Henryk Arctowski, será el hogar y lugar de trabajo de dos alumnas de postgrado y una de pregrado de la Facultad de Ciencias Forestales UdeC, que investigarán las dos especies de plantas vasculares que sorprenden por su capacidad de desarrollarse en ese hostil ambiente. Su expedición será encabezada por el Dr. Domingo Sancho, investigador de la Unidad de Recursos Forestales del CITA de Aragón, España.

IMG_3707

Constanza Ramírez, Yessenia Aguayo, Valentina Vallejos

Valentina Vallejos y Constanza Ramírez, están comenzando sus estudios de doctorado y realizarán su segundo viaje al continente, a ellas se suma Yessenia Aguayo, alumna de pregrado de la carrera de Ingeniería en Biotecnología Vegetal que por primera vez vivirá la experiencia de hacer ciencia en zonas extremas del mundo.  Las tres llevan meses y años, en algunos casos, trabajando bajo el alero de la Dra. Patricia Sáez quien dirige el proyecto INACH RT_13_16: Effect of warming on leaf hydraulic properties of Antarctic vascular plants” que estudia el efecto del cambio climático en las únicas dos especies vasculares que habitan la Antártida: Colobanthus quitensis y Deschampsia antarctica, las que con el aumento de la temperatura han ampliado su cobertura en el territorio antártico, convirtiéndolas en especies ideales para estudiar los efectos del cambio climático.

Para esta nueva misión, el objetivo central es observar el comportamiento hidráulico y fotosintético de ambas especies, en esta tarea juega un rol clave, el investigador español, Domingo Sancho, quien es un experto en el análisis hidráulico. En agosto pasado, el Dr. Sancho estuvo junto al equipo del Laboratorio de Cultivo Tejidos, en el Centro de Biotecnología, para capacitarlos en técnicas de hidráulica vegetal, técnicas que aplicarán durante esta expedición científica antártica.  “En la Antártida es uno de los lugares donde más de evidencia el cambio climático, tenemos plantas que han podido avanzar y crecer más de lo habitual, lo que podría servir como un predictor de cambio climático. Sus respuestas se podrían proyectar a otras especies, especialmente de climas extremos, las que también enfrentan grandes cambios en su clima”, señala Constanza Ramirez.

Ciencia extrema:

Su aventura comienza en Punta Arenas, en donde recibirán una inducción antes de abordar un buque de la Armada Chilena junto a toda su instrumentación, que por 4 o 5 días, dependiente de las condiciones climatológicas, las llevará hasta la Base Henryk Arctowski, la Base Polaca en donde se unirán a otros científicos, que llegan desde todas partes del mundo, para llevar a cabo sus experimentos. “Una vez en terreno, el tiempo juega un rol clave a la hora de trabajar. Estimamos dos a tres semanas el trabajo efectivo en terreno, ya que una nevada puede paralizar todas las actividades. Nuestra jornada se inicia muy temprano para aprovechar al máximo el tiempo tanto en exterior, como en laboratorio”, indica Valentina Vallejos.

Por su parte, la alumna de pregrado Yessenia Aguayo se mostró ansiosa antes de comenzar su primera incursión en la Antártica donde apoyará a sus compañeras en la investigación, y trabajará para su tesis de pregrado, que se enfocará en el comportamiento hidráulico de Colobanthus quitensis .

Tras su regreso esperan llegar con nuevos resultados y nuevas ideas para continuar el trabajo en el laboratorio de Cultivo de Tejidos en donde, se trabaja el resto de año, descubriendo nuevas pistas sobre la respuestas biológicas de ambas especies vegetales frente al aumento de temperatura.