Estudiantes del Centro educacional de la madera de Coronel realizan práctica profesional en laboratorio de suelos de la Universidad de Concepción

Desde enero de 2018, un grupo de siete estudiantes de la especialidad Técnico Forestal del CEM de la comuna de Coronel, viven su primera experiencia profesional, trabajando junto a investigadores en los laboratorios, viveros y predios forestales de la Universidad de Concepción.

IMG_3596

Estudiantes en prácticas

La colaboración entre el CEM y la Facultad de Ciencias Forestales se gestó a mediados del año 2017, con una visita de los profesionales del Laboratorio de Suelos, encabezados por el profesor Dr. Felipe Aburto a las instalaciones del Centro educacional CEM. En dicha ocasión presto asesoría para la implementación de nuevo equipamiento, instrumental y herramientas, adquirida por el Cem para habilitar un nuevo laboratorio.

Tras esta primera instancia, los profesores Aburto y Rafael Rubilar ofrecieron la posibilidad de que algunos estudiantes de último año de la especialidad realizaran su práctica profesional en la Universidad de Concepción, apoyando proyectos de investigación, trabajando junto a los investigadores de laboratorio.

Uno de las estudiantes seleccionadas para cumplir su práctica en la UdeC, fue Laura Valenzuela, que cumple su último año de enseñanza. Ella viaja desde de la localidad de Colcura, para estar trabajar y aprender en el Vivero de la Facultad de Ciencias Forestales. Entre sus tareas, presta colaboración en el proyecto EucaHydro, dirigido por el Dr. Rafael Rubilar, que estudia la eficiencia hídrica en especies de eucaliptos. “Tenemos que trabajar con plantas de eucaliptos y ver su resistencia al estrés hídrico, medir la cantidad necesaria de agua para la especie y ver cuáles son más resistentes”, señala Laura, que tras su paso por la Universidad, le gustaría continuar estudios superiores, por lo que se plantea como próxima meta postular a la carrera de Ingeniería en Biotecnología Vegetal.

Trabajo en terreno, laboratorio y la instalación de una estación meteorológica son algunos de los desafíos a los que se ha enfrentado, José Ignacio Gacitúa, quien está a dos semanas de concluir su proceso de práctica como técnico forestal. Reconoce que la experiencia en la Universidad ha sido mucho mejor de lo que esperaba. “Todas las personas con las que he trabajado son muy amables y simpáticas, al principio pensaba que por ser de la Universidad, serían más severos, pero he disfrutado y aprendido mucho de esta experiencia”. José Ignacio, tras esta etapa, tiene pensado trabajar y cursar un preuniversitario para regresar a la Universidad a estudiar ingeniería forestal.

El profesor Felipe Aburto, indicó que esta colaboración es una gran instancia para que los alumnos del Centro educacional de la madera, se acerquen al quehacer forestal desde el punto de vista científico, lo que permitirá abrirse a nuevas perspectivas laborales y académicas. “Esperamos que esta etapa los estudiantes hayan aprendido muchas cosas nuevas, que el trabajo en la Universidad y sea motivación importante para su futuro”, afirmó el académico.