AGENDA
Más Eventos

 
 
En el proceso de modernización del Ministerio de Agricultura, que contempla una Subsecretaría de Agricultura e incorpora la Subsecretaría de Pesca, queda de manifiesto que también se deba considerar una Subsecretaría Forestal para enfrentar los futuros desafíos socioeconómicos y medioambientales del país que el mismo proyecto de Ley señala en su presentación y justificación.

Renovar la política nacional forestal con visión de largo plazo, permitirá profundizar en el manejo forestal sustentable de los bosques nativos y plantaciones, conservación de la biodiversidad, mitigación de escasez hídrica, desertificación y pobreza rural, desarrollo de las áreas silvestres protegidas, prevención y combate de incendios rurales.

El rubro forestal realiza un importante aporte del 2.1% del PIB y considerando la creación de empleos directos e indirectos que generan los productos forestales no madereros, se establecen anualmente más de 500 mil plazas de trabajo. Este potencial productivo se debe al esfuerzo de miles de familias y propietarios, pymes silvícolas, industrias madereras y profesionales.

Una Subsecretaría Forestal es, por lo tanto, no solo un reconocimiento a la importancia del sector, sino también una gran oportunidad para combatir el cambio climático, gracias a los beneficios de la forestación tales como captura de CO2, conservación del suelo, mejora de las cuencas hidrográficas o reducción de la temperatura, entre otras ventajas.